Monedas digitales 驴simple moda o moneda futura?

Vamos a intentar primero conocer su naturaleza y caracter铆sticas antes de dar la respuesta ya que la misma no es simple por el tipo de factores y derivaciones asociados a su propia definici贸n y funcionamiento que llevan intr铆nsecas las monedas digitales o criptomonedas. No debemos olvidar que todas las criptomonedas pertenecen a la era de la digitalizaci贸n 贸 4陋 revoluci贸n industrial por lo que su recorrido es corto y su peso hist贸rico est谩 alejado del estado de plena consolidaci贸n del que gozan otras divisas f铆sicas y que sit煤an a las primeras mucho m谩s cerca de un estado previo a su aceptaci贸n/implantaci贸n que a cualquier otro estado. Actualmente existen cientos de monedas digitales en circulaci贸n, con una capitalizaci贸n de mercado superior a los 130.000 millones de euros.

Lo primero en lo que se diferencian las monedas digitales de las divisas f铆sicas nacionales es en que estas son dinero fiduciario y por lo tanto se basan en la confianza de la promesa de pago de la parte emisora, en cambio las monedas digitales como el bitcoin simulan un coste de minado de una materia prima mediante un sistema de prueba de trabajo computacional y distribuido en el que los miembros o nodos de la red son los que construyen y fortalecen esa confianza v铆a consenso.

Las monedas digitales se  benefician por tanto de las nuevas tecnolog铆as vinculadas a esta era de la inteligencia artificial utilizando tres apoyos tecnol贸gicos como son: Big data, interconexi贸n masiva de procesadores distribuidos y Blockchain.

Destaca la tecnolog铆a Blockchain, o cadena de bloques creada en 2009 y basada en tecnolog铆a de registro distribuido, ya que ha sido la gran innovaci贸n tecnol贸gica que junto a la capacidad actual de conexi贸n de servidores, y a la alta capacidad de computaci贸n de hoy en d铆a es lo que ha hecho posible la existencia misma de la moneda digital.

Brevemente podemos definir que Blockchain es una estructura de datos que conceptualmente forma una cadena de bloques digitales informada y con una muy alta resistencia a la modificaci贸n (ya que ser铆a necesario editar todos los bloques anteriores de la cadena) una vez generada la informaci贸n que principalmente se basa en emisor, receptor, valor monetario y datos internos de bloques anteriores. La seguridad aplicada se basa en un conjunto de normas estrictas sobre los datos asociados a una transacci贸n y que utiliza una encriptaci贸n de m谩ximo nivel mediante el aporte unitario de cada nodo de la red, lo que hace que el proceso de certificaci贸n se fundamente en dos aspectos: hist贸rico de informaci贸n ordenada en el tiempo para cada transacci贸n y distribuci贸n de dicha certificaci贸n en distintos nodos, es decir la certificaci贸n no est谩 centralizada como en las divisas f铆sicas lo que como veremos m谩s adelante es un arma de doble filo.

Pero 驴Que hay realmente detr谩s del concepto de minado?

El minado consiste en que cada nodo de la red compite para ser el primero en encontrar el problema criptogr谩fico de un determinado bloque asignado y esto se consigue mediante un sistema de pruebas de trabajo que realmente es un c谩lculo algor铆tmico que requiere tiempo y recursos hardware en cantidad variable y al que hay que a帽adir como coste importante la energ铆a consumida. L贸gicamente este trabajo se realiza por un objetivo, obtener una recompensa de  12.5  bitcoin por bloque resuelto, pero esta recompensa disminuye seg煤n aumentan el volumen total de moneda existente.

Si hacemos una mirada a la evoluci贸n de la que ha sido la moneda digital referente desde su creaci贸n en 2009, el bitcoin, podemos ver que ha habido recurrentes perdidas de confianza en su valor y en t茅rminos generales exceso de volatilidad. En el 2015 lleg贸 a aumentar su valor un 97% y tras el m谩ximo hist贸rico del 2017 llego a perder un 80% de su valor en 2018. En todas las subidas su valor no respond铆a a ninguna explicaci贸n racional asociada a la propia moneda sino solamente a un crecimiento alcista de car谩cter simplemente especulativo.

Los detractores de esta moneda disponen de un buen cat谩logo de razones tales como:

La primera y m谩s manida es que su escasez es artificial y est谩 generada por un algoritmo matem谩tico que tiene como limitaci贸n m谩xima en el caso del bitcoin los 21 millones de unidades. En un mercado real de oferta y demanda es muy conveniente que la escasez no sea artificial.

El car谩cter de bitcoin es altamente especulativo y por tanto vol谩til, desregulado, por lo que escapa a cualquier control fuera del propio sistema bitcoin ya que no est谩 respaldado por ning煤n bien tangible, gobierno o entidad financiera lo cual va en contra de las garant铆as y transparencias.

Algunos economistas le asignan por tanto un valor real de cero y nos recuerdan el peligro de que se repita otra 鈥渃risis del tulip谩n鈥 como la que sufri贸  Holanda en el siglo XVII y que acabo con el sue帽o y la riqueza de muchos inversores del por aquel entonces nuevo oro que eran los bulbos del tulip谩n y que alcanzando en 1636 su valor m谩ximo acabo llevando a la econom铆a holandesa a la bancarrota.

Otro punto importante y que no se puede obviar es que el sistema bitcoin funciona de manera que solo se puede  salir y recuperar los fondos si otros inversores quieren comprarlos.

No conviene tampoco olvidar que los inversores no podr谩n nunca reclamar un valor asociado ya que jur铆dicamente no est谩 garantizado ni avalado por nadie, es por eso que frente a un desplome o hundimiento de la moneda sus poseedores se encontrar谩n indefensos y en p茅rdidas. Esto provocar铆a un problema a los gobiernos ya que los inversores pedir铆an reparaciones y podr铆an culpar a los gobiernos de no haber impedido y regulado la situaci贸n debidamente.

Su anonimato hace que sea una puerta abierta para fines il铆citos tales como lavado de dinero, evasi贸n de impuestos, facilitar las compras de mercanc铆as ilegales, etc. y dificulta su confiscaci贸n por los gobiernos en caso de delito.

Las nuevas leyes de blanqueo de capitales promovidas en la mayor铆a de los pa铆ses desarrollados han hecho que la vigilancia sobre movimientos sospechosos en moneda digital sea mayor y se intensifique su vigilancia.

Otros factores denunciados son la falta de robustez ante robos por virus inform谩ticos o su alta exposici贸n a algo tan simple como un error de software en el sistema.

Debe tenerse en cuenta que cualquier operaci贸n con bitcoin exige un acceso a la red y la permanente disponibilidad de la conexi贸n a otros computadores a trav茅s de Internet as铆 como algo tan trivial como el acceso a energ铆a el茅ctrica. Es un sistema que actualmente es sensible a factores externos dependiendo del pa铆s de residencia y no tan ajenos como en principio pudi茅ramos pensar tales como ataques terroristas, vetos gubernamentales, ataques militares, desastres naturales o simples aver铆as de suministro.

A nivel gubernamental las monedas digitales generan recelo ya que en caso de un futuro uso masivo la sociedad podr铆a transformarse y los bancos centrales ver铆an limitado su control sobre la econom铆a y las pol铆ticas de precios, siendo adem谩s una amenaza en ciernes sobre las divisas f铆sicas y su estabilidad.

Todo lo dicho anteriormente provoca falta de confianza y esto sigue lastrando su plena aceptaci贸n tanto en los inversores dom茅sticos como en los organismos financieros que siguen contemplando a las criptomonedas como paramonedas es decir potenciales sustitutos del dinero pero sin cubrir completamente los 3 principios b谩sicos que toda moneda debe cumplir: medio de pago, unidad de cuenta y reserva de valor.

En el caso de los puntos a favor tenemos su rapidez, globalidad, reducci贸n de costes, ser altamente divisible en fracciones, f谩cil manejo y transporte, durabilidad, seguridad y su resistencia a la falsificaci贸n lo cual son cualidades m谩s que importantes a tener en cuenta para valorar cualquier medio de pago.

Es discutible el hecho de si en esta 4陋 revoluci贸n industrial o era de digitalizaci贸n donde la inteligencia artificial y Big data son ya una realidad en nuestros d铆as, las monedas digitales pueden alcanzar el status de piedra angular que tuvieron en otra 茅poca la m谩quina de vapor, la cadena de producci贸n masiva, o internet en la primera, segunda y tercera revoluci贸n industrial respectivamente.

Teniendo en cuenta que siempre se ha buscado la eficiencia y sobre todo la fiabilidad en la evoluci贸n del medio de pago podemos deducir que si del trueque se pas贸 a la moneda y despu茅s al papel moneda, las criptomonedas pueden ser el siguiente eslab贸n de esta cadena en base a que la era digital en la que vivimos est谩 transformando las relaciones tanto sociales como econ贸micas y por derivaci贸n est谩 infiriendo tambi茅n en c贸mo se trasmite el valor econ贸mico de una mano a otra, prueba de lo anterior es la disminuci贸n imparable del uso de efectivo en los pa铆ses desarrollados lo que implica que en un futuro no muy lejano el soporte e incluso el propio concepto asociado al dinero sea totalmente diferente de lo que entendemos hoy en d铆a.

Si volvemos a la pregunta que encabeza el texto monedas digitales 驴simple moda 贸 moneda futura?鈥  Parece razonable pensar que las monedas digitales deber谩n evolucionar y mejorar en varios frentes pero que claramente han  llegado para quedarse y apoy谩ndose en los grandes avances futuros en tecnolog铆a digital podr谩n sobrevivir y expandirse como medio de pago habitual en un futuro.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin煤a navegando est谩 dando su consentimiento para la aceptaci贸n de las mencionadas cookies y la aceptaci贸n de nuestra pol铆tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci贸n.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies